• Beeco

Envases ecológicos en cafeterías: 4 motivos para incluirlos desde ya

Actualizado: ago 17

Millones de tazas de café son consumidas a diario alrededor del mundo y particularmente Chile es el tercer país que más tazas de café consume a nivel latinoamericano, con un promedio de 0,4 tazas por día. Lógicamente, debido al alto consumo de café, las cafeterías han pasado a ser puntos esenciales en los comercios locales, por lo tanto muchas de estas tazas de café se consumen en vasos desechables, envases que al término de su vida útil terminan en basurales. ¿Cómo lograr que las cafeterías sean más sustentables? ¿Es conveniente cambiarse a envases biodegradables? Aquí te damos 4 motivos de por qué equipar a una cafetería con envases ecológicos.

Envases ecológicos en cafeterías: 4 motivos para incluirlos desde ya

El camino hacia la sustentabilidad


Son muchas las acciones que se pueden hacer desde una cafetería para ayudar a disminuir los niveles de contaminación, utilizar paneles solares, hacer un uso cuidadoso y responsable del agua, promover el reciclaje y la reutilización de materiales, etc. En este artículo solo se abordarán los motivos de por qué es conveniente que una cafetería cambie sus envases desechables (vasos, platos, cubiertos) a envases biodegradables o compostables.


1. Marcar un sello diferente frente a la competencia

Sin duda una cafetería que utiliza packaging ecológico marcará la diferencia y se desmarcará de la competencia. Las nuevas generaciones y aquellas personas que tienen una mayor conciencia por el cambio climático y el impacto de los desperdicios en el medioambiente, van a valorar que una cafetería utilice envases ecológicos. En este sentido, el primer motivo por el cual un local que vende café debería encaminarse hacia un desarrollo más sustentable es el sello diferente que tendrá.


2. Obtener mayor reconocimiento y promoción por parte de los clientes

De la mano con el motivo anterior, una cafetería más cuidadosa con el medioambiente será altamente reconocida, especialmente en estos tiempos donde las acciones ecológicas son muy bien vistas. Por otro lado, los clientes son cada vez más exigentes, esto no solo incluye la calidad de los productos que se les ofrece, sino también se fijan en los valores del local y su compromiso con el planeta. En este sentido, si un cliente ve que, además de ofrecer productos de calidad, el local está comprometido con no ser parte de la contaminación, entonces ese cliente se convertirá en un promotor de la cafetería.


3. Evitar ser multado por entregar envases desechables

En mayo de 2021 se aprobó en Chile la ley que prohíbe la entrega y el uso de plásticos desechables. Esto sin duda impulsa a que muchos locales en el país se vean en la obligación y responsabilidad de cambiar los envases que ofrecen a sus clientes.


Esta medida pone en jaque a muchos locales, porque es un cambio que va más allá de eliminar un envase. Por ejemplo, en el caso de las bolsas plásticas una buena solución es responsabilizar al cliente y dejar que ellos utilicen sus bolsas, pero en el caso de los envases desechables la responsabilidad es netamente del local. Por lo tanto, un gran motivo para cambiarse a un packaging es el cumplimiento de la ley.


4. Convertirse en un local eco-friendly

Contar con envases ecológicos sin duda ayudarán a impulsar la marca, hacerse un local más reconocido y cumplir con la ley, pero finalmente estos cambios permitirán que el local sea más eco-friendly, es decir, un local comprometido con el medioambiente. Si bien es cierto el cambio de un envase de plástico a un envase biodegradable o compostable no es lo único y definitivo para ser un local sustentable, es una gran medida que sin duda ayudará a reducir mucho los niveles de contaminación que salen desde el local.


¿Todos los envases que dicen ser ecológicos son realmente ecológicos?


Cambiarse de envases plásticos a envases ecológicos puede resultar complejo en un comienzo, especialmente cuando no se tienen todos los conocimientos en relación a envases ecológicos. Con la promulgación de la ley que regula el uso del plástico de un solo uso, muchas grandes empresas, nacionales e internacionales, han comenzado a distribuir su línea de productos “ecológicos” o “biodegradables”. El problema es que muchos de esos productos ecológicos realmente no lo son.


Uno de los ejemplos más claros son los vasos de papel. Que un vaso diga que es de papel o tenga aspecto de cartón no significa que sea ecológico. Muchas empresas venden estos vasos de cartón y los locales los compran pensando que su impacto ambiental será menor, pero finalmente ese vaso contamina igual o más que los vasos de plásticos, esto porque no se puede reciclar.


Muchos de los vasos de cartón efectivamente son de cartón, pero para no derramar los líquidos necesitan tener una lámina de plástico interna que evita derrames, al tener esa lámina de plástico inmediatamente deja de ser un vaso “ecológico”, ya que para reciclarse se requiere de un proceso muy complejo para separar la capa de plástico de las capas de cartón y papel. Por lo tanto, ese vaso no es ni biodegradable, ni mucho menos compostable.


Para evitar estos productos que dicen ser “ecológicos” se deben buscar proveedores y empresas serias que comercializan envases biodegradables y compostables certificados, donde se pueda comprobar que efectivamente los envases están hechos 100% de materiales a base de plantas, incluso las capas de plástico PLA en base a almidón de maíz que se le incluye a los vasos para evitar filtraciones.


Actualmente en Chile una de las marcas que se especializa en la comercialización de envases 100% compostables es Be Eco, ofreciendo una amplia gama de packaging hecho con materiales biodegradables la cual incluye vasos para bebidas frías, vasos para café, cubiertos, bombillas, servilletas, entre otras cosas. La característica de estos envases es que al final de su vida útil, y bajo las condiciones de compostaje adecuadas, en 12 semanas se convierte en abono para las plantas, completando así la economía circular.


Ahora ya lo sabes, estos son algunos de los motivos por los cuales una cafetería debería incluir envases ecológicos en su oferta de productos, y cuáles son los parámetros en los que los locatarias deberían fijarse a la hora de comprar un producto biodegradable o compostable.